Saliendo de Teotihuacán, almorzamos en un restaurante bastante original.

Vista del Restaurante La Gruta, desde el lugar de ingreso al mismo.

Se llama La Gruta y su nombre se debe pues…. a que es una Gruta! Su formación data desde la formación de todo el valle de Teotihuacán, debido a una erupción volcánica hace millones de años.

Se cree que los Toltecas la fueron formando a medida que cavaban la tierra para obtener material que utilizaron en la construcción de sus templos.

La Gruta tuvo un papel muy importante debido al tamaño y temperatura que mantenía durante todo el año, y se utilizaba como un gran almacén de granos.

El General Porfirio Díaz solía comer en la misma durante sus visitas a Teotihuacán. Hoy convertido en un restaurante, desde 1906 y casi punto obligado de quienes visitan la zona.

Precios entre $400-$800 (usd 1=$13), la comida no me pareció de lo mejor y el servicio es muuuuuuy lento de atención, casi irritable. Probé Nopal (Tuna o Cactus), se le quitan los lomos en donde están las espinas y se cocina tipo filet. Se utiliza mucho, ya que es digestivo y muy fibroso y ayuda a la digestión si comes mucha carne. Sabor a vegetal, fibroso y toque amargo.

Pero el lugar en sí es impresionante, imaginen almorzando dentro de una Gruta, sin cerramientos, (madera, vidrio, ventanas).

Super original, vale la pena visitar al menos una vez. Recomendable.

Vista desde el ingreso hacia la izquierda.

Desde la entrada, hacia el otro extremo puede verse un tragaluz natural en la misma gruta.

 

El almuerzo/cena incluye show de danzas típicas.

Una de las danzas.

Vista hacia la entrada, donde el gran tragaluz, por una escalera natural en la misma piedra de la gruta.

Vista hacia el fondo, pueden observarse unos tragaluces naturales, que le dan a la gruta una iluminación extra durante el día.

 

México Cabrón. Gracias amigos por su compañía.

 ********by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

Imágenes prohibida su reproducción total o parcial.