Imagen de portada: Misión Jesús de Tavarangue

La Misión Jesuítica Guaraní, Jesús de Tavarangue, ha sido declarada Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Fue fundada en el año 1685 y constituye una muestra de la última etapa de la arquitectura regional del Siglo XVIII, encontrándose en perfecto estado de conservación.

El edificio que corresponde a la Iglesia sobresale por sus imponentes columnas interiores.

Posee unos incomparables arcos en su pórtico, que la hace completamente diferente a cualquier otra Misión.

Al lado de la Iglesia puede apreciarse un campanario y las esculturas talladas en esta Misión se conservan actualmente en el nuevo templo.

La construcción no pudo finalizarse debido a la expulsión de los Jesuitas en el año 1767, pudiéndose haber construido en esta Misión, una de las Iglesias más grandes de la época!

Es una de las reducciones que se conservan, de entre innumerables pueblos fundados por los Misioneros Jesuitas, durante su tarea colonizadora en Sud América en el Siglo XVII.

Se encuentra en el Departamento de Itapúa, y está a poco más de 40 kms de Encarnación, llegando a tener 3,000 habitantes sobre 1750.

Amigos, habiendo visitado otras Misiones anteriormente, quiero destacar la Paz y el Sosiego que me han transmitido éstas últimas; al igual que las de la Santísima Trinidad. Realmente me he tomado un buen tiempo en recorrerlas, escuchar sus silencios, dejarme acariciar por la cálida brisa de su historia y sentir la agradable compañía de su soledad. Verdaderamente no daban ganas de irse. La tranquilidad emocional que las mismas te regalan es indescriptible; una sensación natural de bienestar que te hacen olvidarte del resto del mundo. Habré de volver algún día, hecho que seguramente mi espíritu agradecerá. Gracias por acompañarme. mario

Texto e imágenes by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

Click on image to enlarge. (All Images)

[RFG_gallery id=’14’]