by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

El Pavo Real  o Pavo Cristatus, que también es conocido como Pavo Real de la India o Pavo Real de Pecho Azul, es una de las dos especies del género pavo. Desde tiempos antiguos se destacó entre los animales admirados por el ser humano, a causa del extraordinario abanico policromado y que constituye la cola de los machos.

El Pavo Real de la India o Pavo Real de Pecho Azul. (Imagen by mario tarallo)

Estos ejemplares pertenecen a la Reserva de Flora y Fauna Dr. Rodolfo Tálice, ubicada a 2 km de Trinidad, (en el Departamento de Flores), en Uruguay. Posee una superficie total de 65 hectáreas.

Inaugurada en 1991, cuenta en la actualidad con más de 90 especies de animales y más de 600 ejemplares. Respecto a la flora cuenta con más de 25 especies entre árboles y arbustos.

Hoy le hicimos una breve visita y pudimos apreciar la belleza del Pavo Real. A continuación, las imágenes.

Si les das de comer y no los molestas, se acostumbran al cautiverio.(Imagen by mario tarallo)

 

De colores vivos, el azul es de una tonalidad que se destaca en el reino animal. (Imagen by mario tarallo)

 

Llamando a las hembras. El sonido es como una especie de graznido. (Imagen by mario tarallo)

(Imagen by mario tarallo)

 

 

(Imagen by mario tarallo)

De espaldas. El viento jugaba en contra y no era fácil obtener la mejor toma. (Imagen by mario tarallo)

l(Imagen by mario tarallo)

 

El Ñandú. (Imagen by mario tarallo)

Amigos, muchas veces las personas se pasean arrogantes por la vida, al igual que el Pavo Real. Haciendo alarde de la belleza, o del dinero o del poder. Sin saber que la belleza, el dinero y el poder, es una suerte que te regala el destino, pero no una virtud en sí misma. Las personas suelen admirar y adorar a estos reyes sin corona, sin saber que los verdaderos reyes somos nosotros mismos, de acuerdo a nuestros actos y no de acuerdo a nuestros aspectos o de acuerdo a lo que tenemos. Solemos menospreciar al más feo, o al de aspecto más infeliz, o al de aspecto más humilde, porque nos guiamos siempre de las apariencias. Y hacemos un frívolo culto del éxito, y muchas veces no nos preguntamos cuál fue realmente el camino para el mismo. Apariencias que muchas veces engañan. El pavo real no es la excepción. Y el ser humano tampoco. Amigos, les digo que elijo al Ñandú como amigo. Gracias por su compañía y a quienes comparten este pensamiento. (Imagen by mario tarallo)

 

by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

Imágenes prohibida su reproducción total o parcial.