by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

La Asociación de Amigos del Regimiento “Blandengues de Artigas” de Caballería No.1, realizó en el Cuartel del mismo, (en el sector de equitación), su cena anual. La misma reunió a un grupo de cerca de 600 personas, entre amigos, autoridades civiles y militares y familiares, que vieron en esta oportunidad, un buen motivo para recordar a los Blandengues de Artigas y reencontrarse con viejos compañeros de armas y amigos.

La Charanga. Banda original y simbólica, que suma al arte de ejecutar la música en movimiento, el dominio del caballo. (imagen by mario tarallo)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue una buena velada de camaradería, y a la misma asistimos varios de los de la G71, (Generación 71 del Liceo Militar General Artigas), Generación de la cual quien les escribe es orgulloso integrante.

Se sirvieron empanadas, chorizo casero y un excelente asado con cuero. Acompañados también por canto popular, la infaltable batucada y la Charanga de los Blandengues.

Para lectores del extranjero les comento de que el Regimiento de “Blandengues de Artigas” de Caballería Nº1 es más antiguo que la Patria y nace en el siglo XVIII, en una época en que eran pocos los orientales descendientes de más de una generación de nativos.

Los hombres de este Cuerpo fueron armados de sable, carabina, pistola y lanza. Ésta última caída en desuso en los ejércitos de entonces, pero era eficaz en la guerra con el indio.

La misión primordial del Cuerpo de Blandengues, era el servicio de fronteras, la protección a los colonos de los ataques de los indios y el combate al contrabando.

Se necesitaba en el tiempo, la creación de un Cuerpo Militar que reuniera en un probado soldado, a un gendarme y a un celoso aduanero. De allí nacerían los primeros Blandengues.

Por disposición Virreinal, en Diciembre de 1796, se crea el “Cuerpo Veterano de Blandengues de la Frontera de Montevideo” y se le asigna la sede del Cuartel de Dragones de Maldonado.

Se dota al Cuerpo de 800 efectivos, articulados en 8 compañías de 100 plazas cada una, con su correspondiente caballada; el sostenimiento es de cargo del Cabildo de Montevideo.

Desde el comienzo, las misiones de los “Blandengues Orientales”, fueron la defensa militar, la protección de los asentamientos civiles y el cumplimiento de las leyes aduaneras.

La bravura de los Blandengues se puso a prueba en varias misiones sobre las fronteras montevideanas, alcanzando su punto más alto en la defensa de Montevideo ante las Invasiones Inglesas en el año 1807.

La Charanga, llamada así por el instrumental que la compone y la marcial percusión del timbal que acompaña la marcha de sus músicos, es una Banda original y simbólica, que suma al arte de ejecutar la música en movimiento, el dominio del caballo. (Y que podrán apreciar al final del video).

Cerca de 600 personas en el sector de saltos. (imagen by mario tarallo)

La enorme parrilla para el asado con cuero. (imagen by mario tarallo)

No faltó el canto popular, interpretado por estos Blandengues. (imagen by mario tarallo)

La colorida batucada. (imagen by mario tarallo)

Junto a ex-compañeros de la G71, todos de la Compañía 2. A mi izquierda, Ramón “mono” Bruzzone, nuestro “tierno” Tica Castagnet, Diógenes Viñas y Pedro Peñalva. (imagen by mario tarallo)

Junto a Eduardo Panizza y Fredy Kuster, (imagen by mario tarallo)

Izq. a der. Pedro Peñalva, nuestro “duro” Omar “pájaro” Viera, Roberto “canario” Caprile, Gonzalo Hernández y Diógenes Viñas. (imagen by mario tarallo)

Junto a Eduardo Bonora, G71 de la Compañía 4. (imagen by mario tarallo)

by Mario Tarallo – Punta del Este IBT

Dedicado a todos mis compañeros de la Generación 71, y a nuestro glorioso “Liceo Militar General Artigas”.

Imágenes/Video by Mario Tarallo. Su reproducción parcial o total es autorizada.

Amigos, gracias por acompañarme. (imagen by mario tarallo)